París-Niza: Simon Yates gana la crono y Kwiatkowski afianza su liderato

Posted by

La París-Niza parece cosa de dos compañeros de equipo, Michal Kwiatkowski y Egan Bernal… con permiso de Luis León Sánchez, el único que aguanta el fuerte ritmo que marcan los dos Sky. La contrarreloj de 25,5 km en Barbentane ha visto el triunfo de Simon Yates -descartado desde hace días para la general- y la consagración como máximos aspirantes al triunfo final de Michal Kwiatkowski, tercero a 11″ del británico y más líder, y un Egan Bernal que no deja de sorprender, hoy mostrando unas grandes prestaciones contra el crono.

El fenómeno colombiano de 22 años ha sido sexto, a 15″ de Yates, y se sitúa segundo de la general a 19″ de su compañero. Con tres etapas de montaña por delante (sobre todo el sábado con el inédito y duro Col de Turini), tiene terreno a su favor para conquistar esta París-Niza, aunque queda la duda de si respetará galones y no le peleará la victoria a Kwiatkowski.

El murciano de Astana Luis León Sánchez se ha defendido muy bien en la crono, que ha finalizado 10º a 30″ de Simon Yates. Ahora es tercero de la general a 28″ del líder y aparece como la única alternativa al poder de los Sky. Y es que otros favoritos se han dejado un tiempo precioso en la contrarreloj de hoy y se alejan mucho del maillot amarillo. Tomando el tiempo de Kwiatkowski como referencia Bob Jungels ha perdido 28″, Kelderman 38″, Nairo Quintana 42″, Rudy Molard 1´01″, Romain Bardet 1´04″, Ilnur Zakarin 1´32″… Y a destacar también la gran contrarreloj de Marc Soler, que por fin brilla en esta París-Niza; hoy ha sido 9º a 30″ del ganador.

Al triunfo de Simon Yates -a una media de 50,274 km/h– ha contribuido que el viento cambiara de dirección en la primera parte del recorrido, perjudicando ligeramente a los últimos ciclistas en salir. Es la segunda victoria del año para el líder del Mitchelton-Scott, tras la que logró en Granada en la 4ª etapa de Vuelta a Andalucía. “No me lo esperaba, para mi es una sorpresa”, dijo Yates en meta.

Mañana, 6ª etapa (Peynier-Brignoles, de 176,5 km), una jornada sinuosa con tres cotas en los últimos 60 km y final en Brignoles, en lo que será el aperitivo del muy montañoso fin de semana que decidirá el ganador final de esta París-Niza, dominada de momento por los Sky.