Neumólogo da recomendaciones para un posible protocolo sanitario en el ciclismo.

El Dr. Carlos Estrada conversó con Cr Ciclismo sobre los posibles protocolos sanitarios a realizarse una vez reanudado el ciclismo nacional.

«El ciclismo tiene una gran ventaja, no hay contacto obligatorio entre atletas. En los deportes de contacto físico es mas difícil elaborar un protocolo, pero el ciclismo tiene el concepto de distanciamiento social integrado.”

Carlos añade que el virus tiene menos posibilidades de ingresar de un ciclista a otro por la velocidad y el recorrido, ya que las partículas no están estáticas. Pero todo esto siempre y cuando no se presente contacto entre ellos.

Estrada menciona que el deporte en sí genera una defensa para el cuerpo, por lo que el practicar deporte reduce en un 30% la posibilidad de contraer una enfermedad respiratoria (COVID-19).

Por otra parte el Dr. Carlos comienza a hablar de los conceptos protocolarios.

«El cubre bocas es una barrera para no transmitir partículas para las personas que están al lado. Es importante implementarlo en el inicio y salida de cada evento, porque cada corredor está a menos de un metro.»

Pero Estrada aclara que en resumen el cubre bocas debe utilizarse al salir y al llagar… pero no en la práctica del deporte.

Carlos también menciona que antes de pensar en eventos, hay que saber entrenar con las siguientes recomendaciones:

  • Lavarse las manos.
  • Desinfectar el equipo (bicicleta, casco, etc).

«El atleta debe garantizar no tocarse la cara, ahora es prohibido, debe seguir un riguroso protocolo de higiene.»

Carlos además añade que el distanciamiento social es el punto primordial al entrenar.

Estrada también menciona que la parte mas vulnerable de un ciclista a la hora de un contagio, es la salida y la llegada por la aglomeración de personas presentes.

«Hay que limitar la cantidad de acompañantes del atleta, entre menos personas mejor.»

Carlos asimismo comentó que en cada evento sería importante contar con una estación de desinfección para velar por el cumplimiento correspondiente del proceso higiénico personal.

Carlos concluyó que la base de la pirámide es respetar la salud del atleta.

«Eso implica que allá una valoración médica de por medio para no permitir que ningún atleta pueda competir si presenta síntomas. Además del protocolo correspondiente… lavado de manos, etc.» Puntualizó.