Nairo rompió las dos ruedas y Amador bajo para darle la mano

Posted by

José Luis Arrieta, director deportivo del Movistar Team, se mostró resignado ante la pérdida de 1:15 minutos de uno de los líderes del equipo, el colombiano Nairo Quintana, debido a una avería.

“Estaba a unos tres kilómetros y medio, más o menos, cuando no pudo evitar el bordillo de una isleta y rompió las dos ruedas de la bicicleta. Los servicios de la carrera le cambiaron una, pero era imposible seguir. Cuando llegamos nosotros le dimos la segunda bicicleta, pero ya había pasado un minuto y recuperarlo con la carrera lanzada era imposible“, relató  el técnico navarro. El escalador de Cómbita fue rodando entre los coches para perder lo menos posible.

Esta narración aleja toda posibilidad de fallo por parte del corredor o del equipo por no continuar rodando con su rueda pinchada hasta la zona de los tres últimos kilómetros, donde ya no cuenta el tiempo perdido por un accidente o una avería. “Con las dos ruedas rotas no podía moverse”, subraya Arrieta.

“Lo peor de todo”, el que habla ahora el el director general, Eusebio Unzué, “es que ha sido un cúmulo de desgracias las que nos han impedido llevarlo hacia adelante. Las caídas anteriores lo han complicado aún más; en una caída tres kilómetros antes de la de Nairo se ha visto afectado Rojas, que era quien debía prestar su bici a Nairo en caso de avería. Los corredores que iban por delante han parado de inmediato”.”

“Es una lástima”, continúa Arrieta , “porque teníamos la carrera controlada y en un momento se viene abajo parte del trabajo”. A Quintana se le vio arropado en todo momento en las primeras posiciones, detrás de su ‘guardaespaldas’, Daniele Bennati. Hasta que el bordillo decidió su destino.

“En cualquier caso, queda mucho Tour, que es lo que se suele decir y es la verdad. Por otro lado, Mikel [Landa] y Alejandro [Valverde] han entrado delante mientras que otros rivales también han perdido tiempo. Al menos, Nairo no arrastrará los golpes que se han llevado otros, como Froome, porque no se cayó”, resumió José Luis Arrieta.